Ultimas Noticias

RAMSAR: "Hay organización y planificación para evitar daños a humedales"

Precisamente esta misión conformada por la consejera de Ramsar para las Américas, María Rivera, así como el especialista en hidrología, Alfonso Rivera, y Manuel Contreras, visitaron este miércoles las áreas protegidas y sitios Ramsar Los Guatusos y San Miguelito, para constatar y hacer una evaluación del estado ambiental y conocer las estrategias y políticas que impulsa el Gobierno Sandinista, a través de los gobiernos locales y del Ministerio de Recursos Naturales y el Ambiente (MARENA) para su conservación.

Este grupo de especialistas se encuentran en el país desde el pasado lunes, a solicitud del Presidente de la República, Comandante Daniel Ortega Saavedra. En una primera sesión de trabajo celebrada el martes, funcionarios del MARENA presentaron información referida al impacto ambiental en la ruta del Canal.

También representantes de HKND y de la firma británica Environmental Resource Management (ERM) hicieron sus respectivas presentaciones a la misión de Ramsar que este miércoles visitó y recorrió en panga el humedal San Miguelito por varias horas.

Antes de visitar el humedal, se reunieron con la alcaldesa de San Miguelito, Ana Clemencia Ávalos Ramírez, y la ministra Juanita Argeñal (MARENA), en la que ambas funcionarias destacaron el trabajo conjunto que realizan en el cuido de este sistema, estrategias que tienen origen en el Plan Nacional de Desarrollo Humano impulsado por el gobierno, que está enmarcado dentro de una formación de valores de cuido al medio ambiente.

De acuerdo a María Rivera, la misión hará un informe en el que brindará sus recomendaciones y sugerencias al gobierno, mismas que estarían encaminadas a mitigar o reducir el impacto a este sistema que alberga una amplia biodiversidad.

Rivera indicó que el humedal San Miguelito es una parte clave y les interesó observar las condiciones en que se encuentra el ecosistema, el que a criterio de la misión está muy bien conservado.

“Nos interesa ver las características del sitio, la vegetación, lo que podemos ver visualmente y después ya corroboraremos con documentos y con los estudios que hay, hay un estudio de biodiversidad que hizo la firma (ERM) y también nos interesa ver la parte hidrológica, que es lo más importante, los niveles”, mencionó Rivera, quien asegura que se observa la integralidad de todo el ecosistema y por tanto todo se tiene que ver dentro de un contexto más amplio y en base a esto darán las recomendaciones.

Dijo que un paso fundamental es el trabajo en conjunto que hacen las autoridades y el aporte que realizan a este esfuerzo las comunidades y las poblaciones locales. Un aspecto clave serán los planes de manejo del cuido del sistema, antes, durante y después de la obra.

Ante la pregunta que si las autoridades nicaragüenses y los desarrolladores del Gran Canal, están tomando las previsiones y medidas necesarias para reducir las afectaciones ambientales, Rivera respondió que se está abordando con toda la seriedad del caso y acatando las normas internacionales.

“Yo creo que más que el proyecto como tal, porque el proyecto es una cuestión puntual, lo que vemos y que tiene un valor muy importante, es como Nicaragua vemos lo está abordando (…) están aplicando el marco normativo, crearon una comisión nacional interinstitucional que no solamente es MARENA, sino están integrados diferentes instituciones y es un respaldo, porque eso permite una fortaleza no solamente para MARENA, sino para un proyecto que tiene una envergadura muy importante que trasciende lo nacional, entonces vemos que están muy organizados , están planificados, están aplicando la normatividad y eso son elementos importantes”, reconoció Rivera.

Igual destacó que se está estructurando todo un andamiaje acorde a la magnitud del proyecto, lo que permite dar los diferentes pasos y así tomar las decisiones, desde la presidencia hasta los diferentes niveles.

“Están en la primera parte, creo en este momento es el momento para tomar las medidas, para no obviar nada, para mirar todo y para tomar las decisiones de la mejor manera y nuestras recomendaciones pues obviamente van a esa línea, nuestro propósito como convención y como Nicaragua país miembro de la convención, es que desde la convención se le pueda proporcionar, fortalecer en este proceso tan relevante”, sostuvo.

La compañera Juanita Argeñal, calificó de exitosa la visita de RAMSAR, porque la convención podrá emitir sus sugerencias desde su óptica ambiental y Nicaragua las tomará muy en cuenta.

“Ellos han podido intercambiar una serie de información acerca de las estrategias para la protección del ambiente y sus riquezas naturales, de la estrategia de seguridad ciudadana y humana (…) y todo lo que tiene que ver con el cuido de los humedales a nivel nacional”.

Argeñal considera de suma importancia las recomendaciones de Ramsar, sobre todo para un gobierno que promueve el cuido del medio ambiente.

“Recordemos que desde el 2007 en febrero nuestro presidente, el comandante Daniel Ortega firmó la declaración universal del Bien Común de la Madre Tierra, desde su espiritualidad como gobierno tiene esa profunda vocación de formación de valores (…) es importantísimo conocer que evaluación, recomendación, que asesoramiento dice la misión técnica de Ramsar”.

La alcaldesa de San Miguelito, dijo que desde los gobiernos locales y en conjunto con el MARENA, se desarrollan las estrategias que promueven el cuido ambiental “y en responsabilidad compartida lo hemos venido asumiendo”.

“Con la experiencia que ellos tienen nos van a orientar como podemos seguir conservando nuestros humedales”, dijo Ávalos Ramírez.

La convención Ramsar y su misión

La misión de la Convención es " la conservación y el uso racional de los humedales mediante acciones locales y nacionales y gracias a la cooperación internacional, como contribución al logro de un desarrollo sostenible en todo el mundo".

Los humedales están entre los ecosistemas más diversos y productivos. Proporcionan servicios esenciales y suministran toda nuestra agua potable. Sin embargo, continúa su degradación y conversión para otros usos.

Ramsar es el más antiguo de los modernos acuerdos intergubernamentales sobre el medio ambiente. El tratado se negoció en el decenio de 1960 entre países y organizaciones no gubernamentales preocupados por la creciente pérdida y degradación de los hábitats de humedales para las aves acuáticas migratorias. Se adoptó en la ciudad iraní de Ramsar en 1971 y entró en vigor en 1975. Nicaragua tiene más de un centenar de humedales en todo el país, 9 de ellos son calificados Ramsar.

Fuente: El 19 Digital